POLITICA PUBLICA DEL MIGRANTE GUATEMALTECO

DURMIENDO EL SUEÑO DE LOS INOCENTES

Hugo W. Merida
Los Angeles, California

En artículo anterior mencionaba las deficiencias de MINEX en lo relativo al servicio prestado a los guatemaltecos en el exterior.    Esto ha sido un mal endémico del Estado de Guatemala y aunque esfuerzos se han hecho, especialmente en la administración pasada del MINEX, el gobierno actual mostro interés de apoyar a sus migrantes por medio de un plan de desarrollo sectorial llamado Política Pública De Protección Y Atención Al Guatemalteco Migrante En El Exterior (Política Publica), lo cual, hasta la fecha esta engavetado gracias a los buenos oficios del MINEX quienes se opusieron febrilmente ya que eran contrarios a sus intereses. Es importante mencionar el pacto entre el MINEX y el ex comisionado presidencial, Marvin Mérida, lo cual perjudicó gravemente la buena intención del actual presidente Morales. El Sr. Marvin Mérida deberá guardar en su baúl de las perdidas este excelente documento, que es el símbolo de su arrogancia, soberbia e ineptitud.
La Política Publica del migrante, fue diseñada por SEGEPLAN a petición del Señor Marvin Mérida con el concurso del Ministerio de Trabajo, de Economía, de Gobernación y a regañadientes del ente rector “EL MINEX”. La Política, taca las raíces de la problemática migrante, de sus causas estructurales demográficas hasta las políticas jurídicas. Es mi opinión, que este plan fue bien concebido y el congreso o la comisión del migrante, jamás tuvieron participación alguna.
La elaboración del documento de política se realizó en un excelente ejercicio de calidad lo que es aplaudido a la SEGEPLAN, ya que por medio de dicha política publica el gobierno buscaría darle apoyo a los migrantes en donde el MINEX ha fallado. Esta, concebía la idea de generar actividades de cooperación con organizaciones comunitarias guatemaltecas donde el gobierno de Guatemala léase MINEX no ha logrado prestar servicios debido a las distancias que el consulado debe cubrir en su jurisdicción consular. Sin embargo, a pesar de las múltiples recomendaciones de diseñar la política en consulta con los beneficiarios de la misma “los migrantes mismos”, el Señor Marvin Mérida quiso cabildear con este documento ante el presidente Morales para ir de gira a USA acompañado de su familia y gozar de los beneficios del buen trato.
Las demandas del migrante han tenido como base multitud de carencias del MINEX. Por ejemplo, el consulado general de Guatemala en los Angeles debería servir a todo el Sur de California, Nevada, Hawái y las Islas de Guam y Wake. Sin embargo, ¿Cuántas veces personeros del consulado han dado servicio a la comunidad guatemalteca en Hawái o Reno Nevada? ¿. O también, cuantos estados de la unión americana debería servir el Consulado de Atlanta..?..a más de ocho..!!!
De acuerdo al Minex, la solución era abrir más consulados para atender más de cerca a los conciudadanos, por lo que ha existido el plan de expandir el número de consulados a 25 para el próximo año 2018. Esto se traduce en, más burocracia y más presupuesto, sin embargo, como hasta el presente, el servicio a la comunidad migrante sigue durmiendo el sueño de los inocentes. Pero veamos uno de tantos ejemplos de apertura de nuevos consulados. En lugar de atender a la comunidad en San Diego, California quienes están en Bernardino en la Jurisdicción Consular de Los Angeles, A pesar de las solicitudes de la comunidad de atender a los migrantes que viven en San Diego, hoy, el consulado de San Bernardino, a veces ni moscas se paran por ahí. Y es que, aunque no se quisiera creer, ese consulado fue aperturado para acomodar al cónsul ya que su esposa trabaja de juez en dicha ciudad.
Pero de todos, el peor ha sido el Congreso Nacional, de lo cual ya también los migrantes están acostumbrados, nomás que con ellos es, “En rio Revuelto ganancia de pescadores”. Por allí hay un diputado, bien llamado “Zanate que no vuela”, que ya desde el año pasado se inventó crear un Vice Ministerio de protección al Migrante, para asi eliminar el Consejo Nacional de atención al Migrante (CONAMIGUA) Como todas las brillantes ideas de este diputado, o no sabe o ignora ya que le conviene que existe el Viceministerio en EL MINEX. Sin ir más allá, este mismo diputado formuló el Código de Migración en su escritorio, la cual versa solo sobre el migrante no guatemalteco y la cual busca penalizar hasta al chucho que quiera salir del país.
En lugar de buscar el fortalecimiento económico de los polos de donde salen más guatemaltecos, o también apoyar al migrante retornado para que no trate de salir del país, o cambiar la Ley Conamigua, etc.
Piense usted a que se debe tanto interés del tema migrante por el Partido TODOS o UNE. En un articulo siguiente explicaremos el porque se ha vuelvo el tema migrante para los partidos políticos…LA GALLINA DE LOS HUEVOS DE ORO..!!!

Diciembre 2017

XXXX

ACTIVIDADES DE LA SEMANA DEL GUATEMALTECO -2015

COGLA-master-nobackLas actividades oficiales de La Semana del Guatemalteco 2015 en Los Angeles, California, son organizadas por LA COORDINADORA DE ORGANIZACIONES GUATEMALTECAS (COGLA), 

 

con asistencia y apoyo del Consulado General de Guatemala en Los Angeles a traves del Consul General, Hon. Francisco Cuevas  y el Representante Titular Electo  ante Conamigua, Lic. Hugo W. Merida.

semana del Guatemalteco
semana del Guatemalteco

Cualquier pregunta, dirigirla a los oficiales de la Coordinadora:

Julio Villaseñor – Presidente  de J.D  al 213-792-6382

Aroldo Ramirez – Director Ejecutivo   Tel 323-482-6670

Guatemala ¿Quién diablos mató mi patriotismo?

No salgo a ver “Las Antorchas”, tampoco compro banderitas para el carro. No me pinto la cara con los colores azul y blanco, ni me pongo la camisola. Mis publicaciones en facebook y twitter no son las más alegres y positivas. Y, ¿quién me recuerda por leerme con tan acentuada expresión: ¡QUE VIVA LA INDEPENDENCIA!? NADIE porque no lo he hecho. ¿Quién diablos mató mi patriotismo?Las escuelas emocionadas con tanta actividad cívica, paran a los niños bajo el sol para cantar aquel himno que aún no memorizan del todo. “Que tu pueblo con ánima fiera antes muerto que esclavo será. Nuestros padres luch…ehhh… De tus viejas y duras cadenas”.
Todos se presentan peinaditos en los lunes cívicos para jurar a la bandera con esas palabras que ni sus propios maestros comprenden, ¿perenne?, ¿excelsitud? (ya va a ser hora de recreo, ya mero). Y qué decir de jugar al mercadito porque eso es lo que es, un mi-dau-pinky-flagjuego ¿no?“Cht cht, niño, ¿qué valen las banderitas de Guate? Rápido, dame dos antes que el semáforo cambie a verde” “Pitale, pitale, es una antorcha, qué alegres se ven los patojos”. Aún recuerdo haber visto en la tele el año pasado a una presentadora entrevistando a un joven sudado que recién llegaba al Obelisco para encender su antorcha. —¿Dime cómo te sientes? —Entre gritos interrumpidos por la fatiga exclamaba —¡Aquí felices de celebrar el ciento noventa y… noventa y dos aniversario de mi querida Guatemala!, ¡Que viva la independencia! (se le unían al coro sus amigos sudados) ¡Guate! ¡Guate! UUUUUUUU—. Pero yo no sudo corriendo con antorcha en mano, ni compro banderitas, ni pito a los que van rumbo al Obelisco. ¿Quién diablos mató mi patriotismo?Algunas familias van a lugares donde tocan marimba porque eso es lo que se hace en septiembre. Hay que comer comida típica y hasta escuchar el discurso patriota del presidente que interrumpe la programación regular. Canillitas de leche, cocadas, ferias… AYAYAYAYAYYYY QUE BONITA ES ESTA VIDA (siga cantando).
En la escuela los alumnos nunca llegaron a comprender la letra del himno, solo la memorizaron (porque es otra de las tareas como aprender a leer y escribir). Tampoco les hicieron ver que ese “juego” del mercadito es una realidad que viven muchos guatemaltecos. Que la situación agraria sigue sin resolverse desde 1954 y que en el peor de los casos condena a esos “inditos” a menos de un dólar por día para alimentar a una familia de seis.El que compró las banderitas en el semáforo quizá no ha tomado conciencia de que el niño de 6 años que las vende dejó de ir a la escuela porque su padre comprendió que la educación no es una necesidad biológica, pero sobrevivir sí. Que como él hay miles de niños que por diversas razones no reciben educación.Aquel joven que corre eufórico junto a sus amigos directito al Obelisco para encender la antorcha no ha tomado conciencia que sigue exaltando a una patria que se ha esforzado por no darle educación. Porque a un pueblo educado, ¿quién lo manipula? Aún no sabe que dentro de las políticas de Estado la represión ha sido más importante que promover espacios de recreación. Que llevar un tatuaje, aretes y ropa holgada viviendo en una zona roja es motivo suficiente para que la policía los baje de las camionetas y los registre cual criminales peligrosos (y le va peor si es un “chocochavo”, es decir de piel morena). Que a las mujeres les es imposible andar por la calle en vestidos cortos porque las pueden violar (lo más probable es que sea su culpa por provocar). Que no es casualidad que en el área rural las jóvenes de mi edad (25 años) ya vayan en su tercer embarazo.

Entre los 14 millones de habitantes de este país llamado Guatemala, tal vez un 90% de población que celebra el día de la independencia sabe que el 15 de septiembre de 1821 logramos quitarnos de encima el poderío de los españoles. Pero no saben que las estructuras de injusticia, racismo y desigualdad permanecieron. Que en el fondo nada cambió y que si leemos algún libro (La Patria del Criollo, por ejemplo) entenderíamos mucho de la realidad nacional. Que la independencia solo deben celebrarla unos cuantos que lograron quitarse a los españoles de encima para gobernar. Esos mismos que controlaron las plantaciones de algodón, café, azúcar y las principales producciones agrícolas durante el siglo pasado cerciorándose de que nada cambiara. Esos mismos que se empeñaron en truncar la esperanza de Guatemala, esa pequeña luz que nació en 1944 cuando se creó entre tantos proyectos de nación una oportunidad para que el campesino saliera adelante, una oportunidad de desarrollo económico (no crecimiento económico).

¡Ahora ya sé quién diablos mató mi patriotismo! NADIE. Porque nunca ha existido. Porque el sentimiento es pura emoción de 30 días, de esa que acompaña a la selección cuando gana y la insulta cuando pierde.

Y si de pronto repetir la jura a la bandera devuelve el patriotismo, los invito a que levanten su mano derecha a la altura del hombre y repitan (y de paso reflexionen) conmigo:

Bandera (no tan) nuestra,
a ti juramos (ojalá usted no sea cristiano porque acaba de pecar, y créame que su juramento sí está siendo en vano)
devoción perdurable,
lealtad perenne (no la que se le da a los partidos políticos a cambio de una curul),
honor, sacrificio y esperanza (solo si beneficia económicamente, dicen)
hasta la hora de nuestra muerte.
En nombre de la sangre y de la tierra (¿cuenta la sangre de los miles de indígenas masacrados durante el conflicto armado?),
juramos mantener tu excelsitud (¿seguros que esa palabra existe?)
sobre todas las cosas;
en los prósperos días (no aplica para más del 50% de la población en pobreza),
y en los días adversos,
velar y aun morir (que violentos muchá),
porque ondees perpetuamente
sobre una patria digna (defina “digna” y repita de nuevo desde “velar”).

Saludos

 Stephanie