LOS NIÑOS DETENIDOS – Las verdaderas causas

Preámbulo

Dado el nivel actual de violencia en América Central, sería fácil suponer que es la principal causa de la creciente migración de menores de edad procedentes de esos países a los Estados Unidos.  Esta falsedad sobre simplifica demasiado el problema el cual tiene muchas causas.

Para comprender los factores que contribuyen  a las personas,  decidir a abandonar sus hogares, se tiene que regresar cuarenta años atrás y revisitar la lucha de poder de Este-Oeste que terminó en Centroamérica con el cierre al marxismo; específicamente en Honduras, El Salvador y Guatemala (Triángulo Norte) a finales de la década de 1980.

Durante esos años, los gobiernos totalmente controlados por las fuerzas armadas forzaron olas de inmigrantes a escapar y viajar hacia el norte a los Estados Unidos para evitar ser asesinado por la guerrilla o los ejércitos nacionales, aun después de la purga de los supuestos insurgentes.

La afluencia de migración debido a condiciones económicas creadas por la guerra civil fue continua a través de esos años. Es importante tener en cuenta que los menores guatemaltecos que han y continúan viajando a Estados Unidos desde esos rural familyaños han sido principalmente de las regiones que aun permanecen en la extrema pobreza.

La situación política durante este período creó una mayor desigualdad social y económica. Las necesidades sociales básicas fueron insatisfechas y los gobiernos eran incapaces de proporcionar cualquier desarrollo significativo, especialmente en aquellas regiones que producen el mayor número de inmigrantes indocumentados a los Estados Unidos.

En el espectro económico, el final de la década de 1980 marcó el comienzo de dos eventos extraordinarios e imperceptibles en Guatemala que cambiaría para siempre las vidas de miles de personas pobres en el sector agrícola. La primera fue la concesión de exenciones y privilegios fiscales a grupos empresariales, con la expectativa de generación de empleo[1].  Los resultados de esto fueron efímeros cuando una década más tarde la crisis mundial del café causó cambios drásticos en el sistema tradicional de la migración interna temporal para la cosecha de café.   En ausencia de trabajos temporales en el sector cafetalero, los campesinos comenzaron a buscar a la migración hacia el norte como su única solución.

El segundo acontecimiento fue la aprobación del Tratado de Libre Comercio, DR-CAFTA celebrado entre los países centroamericanos y Estados Unidos.  Para complicar aún más la crisis del café, los gobierno centrales y el sector privado del Triángulo Norte, prestaron poca o ninguna atención de apoyo al resultante que necesitaba una  reconversión de la producción para las tradicionales empresas pequeñas y medianas (PYMES), especialmente en el sector agrícola, quienes tuvieron que enfrentar una competencia más capacitada con la aprobación de tal tratado de libre comercio.  De este modo, el 30% de la población de Guatemala que ha dependido del trabajo agrícola para su supervivencia aunado a su falta de educación formal, se vieron obligado a competir, no solo con los monopolios de producción y distribución locales, sino con los gigantes internacionales agro industriales como Monsanto, Nestlé, Kern. etc.

La Realidad Actual de Guatemala

Según los estudios realizados por el Banco Interamericano de desarrollo (BID)[2]  la población guatemalteca en los Estados Unidos se ha duplicado desde el año 2000 debido principalmente a los dos eventos económicos citados anteriormente.  Es importante mencionar que en Guatemala, los monopolios están sin control, lo cual elimina cualquier posibilidad de equilibrio entre los intereses empresariales y los consumidores.  No hay protección de los derechos de los consumidores o de la pequeña empresa, especialmente en las zonas rurales. Guatemala es uno de los pocos países de América Latina que  no tiene leyes de competencia y durante los últimos 50 años ha habido poco desarrollo o mejora alguna en este sector del sistema económico local.

Como agregado a la precaria situación del país,  dos factores muy importantes entran en juego paulatinamente  durante los últimos 15 años: el aumento del narcotráfico en  el Triángulo Norte debido a la creciente presión judicial aplicada  en México y Colombia y  las masivas deportaciones por organismos policiales de Estados Unidos de grupos organizados altamente criminales, que posteriormente  han ocupado y controlado grandes secciones de ciudades del Triángulo Norte.  Tanto los carteles y los grupos criminales se han empoderado ellos mismos a través de la violencia; incluyendo el secuestro, robo y asesinato, prosperando debido a la incapacidad o falta de voluntad de los gobiernos locales para detenerlos o evitar su operación. Esta situación se agrava con los cárteles y grupos criminales que se han infiltrado en los gobiernos locales, dando lugar a una incontrolable corrupción, mala gestión administrativa, anarquía y fraudes electorales.

Durante los años anteriores al 2007, los inmigrantes indocumentados que se asentaron en los Estados Unidos pudieron viajar con cierta libertad de las fuentes de trabajo a su país natal de forma rutinaria. Para la mayoría, esto era una capacidad crítica que les permitió visitar a sus familias, especialmente a sus hijos.   Esto fue posible hasta que entraron  dos nuevos factores en juego: el incremento de seguridad nacional norteamericana (incluyendo la expansión de la valla fronteriza) y la implementación de la deportación masiva por la administración de Obama.

truck loadedPara evitar ser asesinado por grupos criminales o morir de hambre en su tierra natal, los inmigrantes indocumentados del Triángulo Norte en Estados Unidos se vieron obligados a enviar o traer a sus niños a la frontera con Estados Unidos, pese al alto riesgo para  ellos al tratar de cruzar México. Aquellos niños y niñas que fueron incapaces de llegar a sus familias en los Estados Unidos a menudo se han convertido en presa fácil para los grupos criminales y narcotraficantes, simplemente para poder sobrevivir.

A pesar que el gobierno de Estados Unidos continua financiando programas en el Triángulo Norte para reducir la corrupción, fraude, violencia y narcotráfico, simultáneamente promoviendo la democracia, poco fue asignado para estabilizar los sectores tradicionalmente de desarrollo económico como la agricultura, la generación de energía y el emprendimiento y evitar así la migración hacia ese país.

Estados Unidos  – El Apoyo Financiero para Guatemala

Se ha dicho que una parte importante de la solución a la inmigración ilegal en gran escala es hacer frente a las principales causas y las raíces de la migración.  La asistencia directa de Estados Unidos ha tenido muy poco éxito en el tratamiento de la pobreza, la inseguridad y la falta de justicia social que permitiría a la gente a vivir en paz en sus comunidades de origen,  estos  factores son los que más contribuyen a la inmigración ilegal.

Un análisis suficientemente crítico proporciona  esta disparidad entre la asistencia y los resultados previstos y eso es sólo se puede observar con la incorporación de una perspectiva guatemalteca informada.   Ha sido la  intensión de este artículo el asistir  a las agencias de Estados Unidos y sus oficiales para aclarar por qué su asistencia para este propósito ha sido incapaz de beneficiar suficientemente los guatemaltecos más necesitados.   Para lograr esto, se ha estado solicitando información sobre cómo se han asignado fondos de USAID y específicamente a quienes.   Esto se ha llevado a cabo ya por algún tiempo, sin embargo, la única información obtenida provienen de los informes de auditoría del proyecto de Prevención de Violencia del 2013 y el Programa de Crecimiento Económico del 2007, ninguno de los cuales proporciona el tipo de información que permita ofrecer información apropiada al dia, con respecto a los esfuerzos de Estados Unidos hacia el objetivo declarado.

El último informe de evaluación o auditoría del 2007 por el Inspector  General de USAID sobre El Crecimiento Económico en Guatemala denota en la página 11, lo siguiente…

“los problemas ocurrieron porque el personal de misión (USAID/Guatemala) ha dependido de sus asociados en la ejecución para reportar los datos y asegurar la calidad de los datos,”…

En este caso en particular se refieren a dos entidades económicamente acomodadas, Anacafe y Agexport, quienes han sido los principales beneficiarios de financiamiento de USAID en Guatemala hasta el presente.

La inversión estadounidense en Guatemala ha fallado en entregar los resultados esperados, pero la Auditoría del 2007  ayuda y clarifica,  algo que es aplicable al presente, diciendo:

“En la región, Guatemala sufre el más bajo gasto público en servicios sociales como consecuencia del bajo ingreso fiscal (menos del 10 por ciento del producto interno bruto). Además, Guatemala tiene la segunda peor distribución del ingreso de cualquier país de América Latina, con más del 56 por ciento proveniente de los guatemaltecos que viven en la pobreza y 17 por ciento proveniente de los que viven con menos de un dólar al día”.

Cabe señalar que la baja recaudación fiscal se debe principalmente a la exención legal que se le da y se le ha dado a las grandes corporaciones. A partir de junio de 2014, una iniciativa[3]  (Ley de Inversion y Empleo) para conceder una renovación, en promedio de 30 años, para la exención fiscal espera la aprobación por el Congreso guatemalteco. Esta extensión perpetuará privilegios fiscales que estas grandes empresas familiares han disfrutado durante décadas, mediante la aparente adaptación de los requisitos de la OMC, la cual se extenderá a casi todos los productores nacionales, especialmente a las grandes empresas.

Entre los más prominentes  beneficiarios están Anacafe, Fundesa, Agexport y sus directores y miembros.  Como norteamericanos, es desconcertante pensar que los contribuyentes estadounidenses estén apoyando las actividades de empresas con fines de lucro quienes están exentas de impuestos en Guatemala. Parecería que USAID/Guatemala no entiende o no está familiarizado con los matices del funcionamiento de la cultura política, jurídica y económica de Guatemala.  Sin ir muy lejos, los monopolios de empresas familiares guatemaltecas son capaces de explotar la definición y parámetros de USAID-PYME a expensas de las PYMES reales que USAID está comprometido a servir.

Hasta el 2013, Estados Unidos ha financiado programas en Guatemala por $57 millones. Durante esos años ha apoyado financieramente el mismo tipo de programas a través de las mismas organizaciones guatemaltecas.  Por lo que se presiente que los $40 millones ofrecidos por  Vicepresidente Biden en su reciente visita a Guatemala, seguirán el mismo proceso y con los mismos resultados.

Muchos ejemplos se pueden citar de cómo el financiamiento estadounidense está invertido con los resultados esperados, pero en las comunidades equivocadas  y ejecutado por grupos que no representan a la mayor necesidad.

Un reciente programa financiado por USAID[4],  la campaña “Yo Asumo”, no sólo fue promovida en las zonas económicamente marginadas, sino también en las áreas de clases medias y altas de la Zona 15, 16 y 10. La auditoría de 2013 en el Proyecto de Prevención de la Violencia en la página 9 amplia aún más sobre el mal uso de fondos afirmando:    “Sin embargo, la auditoría determinó que $95,000 de los $1.04 millones del fondo aprobado para respuesta rápida por la Misión (USAID Guatemala) no apoyaron  los objetivos directamente. “Yo Asumo” fue una campaña de publicidad de $95,000 que apuntaba a desafiar a todo guatemalteco a ser puntual y cortés.  Mientras que la promoción de estos valores es una causa noble, no es una actividad que contribuye directamente a la prevención de la delincuencia y la violencia.”  Además, el programa fue percibido por la opinión pública como una posible campaña política para un candidato potencial porque fue desarrollado en tiempos electorales en Guatemala.

Otro programa financiado, ENADE (Encuentro Nacional de Empresarios[5]), ha sido manejado por Fundesa, una organización formada por la crema nata de ejecutivos de las compañías más grandes en Guatemala.  Este programa lleva a cabo conferencias para cabildear en favor de Fundesa y para las grandes corporaciones.  De esta manera, Estados Unidos está financiando la desigualdad económica año tras año mediante el apoyo a estos grupos.  Vale la pena mencionar que durante los años que FUNDESA ha recibido financiamiento de USAID para la prevención de la violencia, su actividad ENADE no incluyó ninguna discusión sobre prevención de la violencia.  Esta pregunta surge cuando se leen las memorias de actividades de FUNDESA en sus informes de los últimos años.

Si lo anterior no convence lo suficiente sobre el mal uso de fondos, justamente lea lo siguiente del reporte de Auditoria mencionada en Pagina 7…“apalancamiento excesivo de fuentes multilaterales. En los casos de dos subcontratos,  la auditoría determinó que el proyecto demandó las cantidades completas de los fondos donados por organismos multilaterales como palanca. Esto no cumplía con el acuerdo, que limita la cantidad recibida de las organizaciones multilaterales en el valor de los subcontratos.  El  Centro Para La Acción Legal en Derechos Humanos de Guatemala afirmó el apalancamiento de $571,535 cuando recibieron financiamiento de organismos multilaterales, sin embargo,  el acuerdo limita la cantidad de apalancamiento a $253.339.  Además, los fondos de socios registrados provenientes de organismos multilaterales podrían contarse las contribuciones sólo  en especie, no en efectivo. La excesiva cantidad de apalancamiento reportada para las dos organizaciones totalizó $318.196… Esto podría poner en entredicho la posibilidad de que el dinero de otros organismos multilaterales pudo haber sido igualmente disfrazados o reportados en forma incorrecta para recibir más fondos y la probabilidad de que esto constituiría una violación del contrato.

Estados Unidos y la Guatemala de hoy

Es aceptado que en todas las instancias, los gobiernos de ambos países son responsables de las condiciones actuales, social y económicamente.  En nuestro reciente encuentro en Washington, se recomendó a los miembros del Subcomité del Hemisferio Occidental que buscaran alternativas de financiamiento o inversión en Guatemala, porque los resultados siguen siendo los mismos y las condiciones continúan deteriorándose en una escala cada vez mayor.

 immigrant paradoxSiempre hemos creído que ayudar a las comunidades marginadas para mejorar sus condiciones económicas y sociales debería abordarse desde “abajo” en lugar de la forma habitual de esperar que las comunidades más desfavorecidas, quienes carecen de recursos, experiencia y conocimiento, cumplan con los requisitos de  financiamiento de impuestos por las agencias donantes.

Las alternativas para los avances sociales y económicos

Una alternativa es  financiar y desarrollar programas o proyectos en las áreas marginales de Guatemala, trabajando o empoderando organizaciones no gubernamentales en Estados Unidos conformados por expatriados guatemaltecos que son los más familiarizados, informados y experimentados en los temas de su país natal, como se demostró en México con su programa llamado Tres por Uno.   Por desgracia, la eficacia de ese programa fue disminuido debido al control del gobierno de manera unilateral.

Otra alternativa puede ser un programa que proporcione servicios únicos para facilitar los procesos de desarrollo integral de proyectos que permitan a los gobiernos locales su capacitación para supervisar sus propias iniciativas de desarrollo y proporcionar el  necesario rendimiento de cuentas a sus propios ciudadanos así como a las agencias donantes. Este enfoque incorpora la sola experiencia necesaria para un cambio con resultado exitoso — el de la inclusión de sus residentes.

Con la orientación de las empresas norteamericanas que proporcionan las estrategias de servicio profesional del más alto nivel, individual y específicamente desarrollado conjuntamente con los actores locales, los proyectos financiados adquieran una alta probabilidad de positivamente orientarse hacia las necesidades de los entornos locales, culturales, sociales, económicos y naturales. Las empresas proporcionan un enlace directo entre los organismos de financiamiento, la inversión privada, los fondos multilaterales y el empresariado norteamericano.

El programa ofrece a los gobiernos marginados el mecanismo más eficaz y eficiente para asumir y mantener el mayor grado de control sobre sus proyectos. Pymes norteamericanos calificadas proporcionaran asistencia técnica que incluiría: evaluación, viabilidad, programa de desarrollo y aplicación, revisión de tecnologías alternativas apropiadas, identificación de recursos, productos y adquisiciones, comercialización, marketing, entrenamiento especializado y creación de sociedades para asegurar la transferencia de tecnología norteamericana para la viabilidad del proyecto a largo plazo y la sostenibilidad de la inversión en resolver necesidades.

El enfoque de este programa es la mejor estrategia para el logro de los resultados del proyecto prevista en  los objetivos del programa de las agencias donantes porque es un enfoque realístico para contribuir a la educación y el empoderamiento local; es la base de todo desarrollo porque eso solo puede proporcionar continuidad, sostenibilidad, mejora y capacidad de sostenimiento comunitario significativo.  Es importante involucrar a la comunidad guatemalteca en los Estados Unidos, a través de todo el proceso y ayudar a sus comunidades de origen. Su ayuda es un requisito fundamental e indispensable para el buen desarrollo de la zona y la reducción proporcional de la migración a los Estados Unidos.

Esta alternativa propuesta representa una oportunidad de ganar para todos los interesados: (1) nuevos mercados para la tecnología de los E.E.U.U. y proveedores  pymes de esa tecnología, (2) oportunidades empresariales  y empleo para las personas que viven en las regiones marginadas donde existe la mayor necesidad para el desarrollo económico sostenible, (3) sustancialmente menor presión de la inmigración hacia los Estados Unidos y (4) una oportunidad sin precedentes para los Estados Unidos para construir asociaciones significativas y duraderas con Guatemala para el beneficio mutuo de ambos países.

Las Recomendaciones y Solicitudes Finales

  1. USAID debe reevaluar lo que es una PYME, según los parámetros de Guatemala, de lo contrario, los beneficiarios seguirán siendo las grandes empresas en Guatemala.
  2. Es necesario obtener una línea detallada los gastos pagados por USAID/Guatemala, por lo menos, de los últimos tres años fiscales porque no se ha podido encontrar públicamente informe o auditorías de esos períodos, con excepción de lo que ha sido publicado por el Inspector General de USAID, para presentar un informe mas apropiado a las agencias interesas del gobierno federal.
  3. Debido a la aparente falta de información y el percibido cuestionable uso apropiado de fondos por parte de entidades en Guatemala, la comunidad guatemalteca a través de sus amplios contactos locales en el país, puede crear una organización para ayudar a determinar y revisar si nuestros recursos como contribuyentes de Estados Unidos son en realidad gastados en Guatemala según lo previsto por las normas de USAID.

___________________________________________________________________

Sobre los autores:

Reny BakeGuatemalteca nacida de  padre Holandés y madre guatemalteca, y se crió en el área rural de Guatemala. Trabajó en las negociaciones del DR CAFTA y otros acuerdos de libre comercio para Guatemala. Ella es una alumna del Programa Liderazgo para Visitantes internacionales (US Depto. de Estado, 2005) y se graduó del Centro Hemisférico de Defensa estudios /National defensa Universidad (DOD) donde sus trabajos incluyeron “Estrategia y política de defensa” (2009) y ” Relaciones Avanzada Política-Cívico-Militar y Relaciones de liderazgo democrático”. Actualmente es columnista semanal en temas económicos del más prestigioso periódico guatemalteco,  es  Analista económica y profesor universitario en Guatemala. Ha trabajado en varios análisis relacionados con la economía guatemalteca y Centroamericana.

Hugo W. Merida – Guatemalteco nacido y ciudadano naturalizado, criado en Los Angeles, California y graduado de Contador Público de CSU-Los Ángeles. Ha estado muy de cerca con empresariado organizado de US, los sectores comerciales y de inversión en California, ocupando diferentes posiciones en grupos empresariales y fundaciones durante más de tres décadas, donde ha estado apoyando y ayudando a la comunidad Latina en Estados Unidos contra la discriminación social y económica. En la actualidad, es el Presidente de la Junta de Directores de La Cámara de Comercio Metro Hispana Los Angeles, y es el representante electo ante Conamigua para la jurisdicción Consular de Guatemala en Los Angeles y aún trabaja en impuestos y defensa fiscal a través de una práctica privada en Los Ángeles.

Nuestro agradecimiento a Doug Martin de desarrollo internacional para su entrada y observaciones en la elaboración de este documento.

[1] Llamado “Decreto 29-89 o maquila ley”. La idea original era para promover la diversificación de las exportaciones de productos no tradicionales y para atraer inversión extranjera a Guatemala por exoneración de impuestos sobre la renta y el retorno del impuesto al valor agregado durante diez años. En la práctica, la mayoría que recibieron protección eran empresas guatemaltecas de alto estatus social y económico, que encontró la manera de ser protegidos por la ley desde hace varias décadas y ampliado en 2005, al extremo que esas empresas se consideran grandes empresas por estándares Guatemala y exportan a otros países de América Central durante décadas, quienes cosechan los beneficios de la mencionada ley.

[2] “El perfil de la población guatemalteca en EE.UU. Junio de 2014. CEMLA, BID y Fomin”.

[3] Así llamada “Ley de promoción de inversiones y empleo.

[4] Informe de auditoría del proyecto de Prevención de Violencia de 2013

[5] Enade (Encuentro Nacional de Empresarios), año 2011 titulado Reducción de pobreza. Año 2012 titulado Demole una oportunidad a Guatemala. Año 2013, titulado Sin divisiones, multiplicamos. – Desarrollo humano y paz social). www.FUNDESA.org.gt .

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s